viernes, 21 de agosto de 2009

En un rincon de montevideo, justo ahora, una mujer se pone coqueta para un hombre. Se pone el vestido verde y la pollera roja. Se mira al espejo y se pinta los ojos. 'Hoy sos solo mio', piensa. O siente? Izquierda derecha pum pam. Pretende entenderlo pero no lo logra. 'Te quiero volver loco, eso me hace feliz'. Se entusiasma sola. 'Vas a ver mis tetas, me vas a vichar la cola y no vas a aguantarte ni para el postre'.

En un rincon de montevideo, justo ahora, un hombre se pone coqueto para una mujer. Se abulta el bulto, se arregla la corbata, y mete panza. Se mira al espejo, fijador en aerosol. Es temprano. 'Un wiskisito antes de salir'. Se lo sirve. 'Hoy te como el
coco, y ya nunca vas a poder ser de nadie mas'. Se prende un cigarro y pone un disco de Blur. 'Hoy nos prendemos fuego juntos en una cama de hotel'. Se rie del caracter urbano y noventoso de la fantasia de turno. Mira el reloj, es tarde.

En un rincon de montevideo, un rato despues, un perro se chupa la pija. Se lame el orto y se da por satisfecho. 'Al mismo lugar de siempre. Esos bichos siempre tiran la carne ahi en el fondo, cuando se prende la luz roja en el edificio de al lado'. Revuelve la basura, come, y se revuelca en restos de pescado. 'Hoy toca dormir solo, denuevo. Hiedo'.

3 comentarios: